Unos frases de Juego africano- Marcos Giralt Torrente

De José Rodrigo fouces, en cambio, nadie sabía. Hasta que unos meses antes de su muerte lo conocí por casualidad era un simple número en la lista de residentes españoles.

No mantenía contacto con el resto y no creo que en los más de veinte años que llevaba viviendo en Lamu se hubiera molestado en renovar el pasaporte siquiera una vez.

Había llegado a la isla con un inexplicable deseo de apartamiento.

Me cuesta imaginar un lugar más idóneo para ese propósito que Lamu.

Situada por cultura entre dos mundos, entre el negro ligeramente desvaído de sus mujeres y el velo islámico que esas mismas mujeres llevan cubriendo su rostro,

Lamu es uno de esos enclaves comerciales del pasado

África el índico y las rutas mercantiles abiertas en él por los árabes que durante siglos atravesaron sus aguas en un constante trajín de aceites, sedes, piedras preciosas y especias diversas.

yo para recuperar mi copa y él para pedir que le pusieran otra. esa noche cenamos en su casa servido por su mujer

en cierto sentido lamenté haber aceptado la invitación.

josé rodrigo tenía un carácter sereno, de buen vividor, que imprimía un ritmo distendido y relajado a cuanto le rodeaba.

aunque tímido, era alegre y despreocupado en su trato con los demás.

la única pasión que le descubrí aparte del whisky escocés y de los cacahuetes salados que tomaba para acompañarlo.

Había estado fuera de España treinta años y no tenía ganas ni aliento para comenzar de nuevo.

a los tres meses de mi vuelta a Nairobi, mientras planeaba un segundo viaje a Lamu, me enteré de su muerte.

Comprenderás mi sorpresa cuando me dijo que no era su hermano sino su hijo.

no era raro que tuviese un hijo del que no me hubiera hablado.

después de casarse con otra mujer y tener otros hijos, había desaparecido. no lo había visto desde los dieciséis años y hasta que leyó tu esquela siempre dio por hecho que vivía en España.

por eso le extraño enterarse de que llevaba tanto tiempo residiendo en Lamu con una nativa, y sin mantener contactos con España.

Le sugerí que podía proporcionarle la dirección exacta de Lamu donde vivía la mujer de su padres, esbozó una sonrisa despreciativa y me dijo que tenía mejores cosas que hacer.

Tema: secreto que cada persona tiene.

Quiere ser libertad. Por eso siguió su viajes tan lejos hasta Africa, Nairobi.

Responsabilidad. Quitar su responsabilidad, y no mantenía contacto a España.

Primer persona que cuenta la historia de José y recibe otro cuento de interlocutor del teléfono.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s